Guía Informativa Vida

¿Qué es el Seguro de Vida?

A muchos les preocupan los problemas económicos, que su fallecimiento puede provocar a su familia. Su mayor temor es que tanto su cónyuge como hijos no cuenten con los medios o ingresos para hacerse cargo de los gastos de entierro, deudas de vivienda y los gastos para subsistir.

El Seguro de Vida actúa como resguardo frente a una posible situación de apremios económicos y el beneficiario recibirá una suma de dinero en caso de su fallecimiento. Dando tranquilidad a su familia. Usted mediante la firma de un contrato con la aseguradora, ésta se compromete a entregar a las personas que usted haya designado como beneficiarios una suma de dinero en el momento de su fallecimiento. Su obligación en este contrato es el pago de las primas, en la forma estipulada de antemano. Algunas póliza pueden beneficiar al asegurado en vida. Estas pólizas acumulan ahorros que pueden ser utilizados en el futuro como por ejemplo para complementar su jubilación o para lo que usted desee destinarlo.

Para muchos este tema resulta algo violento, pero es fundamental un buen asesoramiento, estudiar la diversidad de ofertas para poder determinar cual es la cobertura ideal, para usted de acuerdo a sus necesidades.

¿Que cubre en realidad?

El fallecimiento y la invalidez (si se contrata) por cualquier causa sea la que sea, accidente, enfermedad grave o no, accidente de tráfico, suicidio…..Cualquier CAUSA sea la que sea.

¿En qué consisten las coberturas opcionales?

Son coberturas opcionales que por un coste muy bajo aumentan las prestaciones del seguro, bien incluyendo garantías diferentes al fallecimiento o bien aumentando los capitales cubiertos.

¿Se puede contratar a partir de los 65 años de edad?

Sí, se puede contratar hasta los 70 años de edad, pero desde los 65 sólo con la garantía de fallecimiento.

¿Se modifican los capitales o garantías cubiertos por este seguro?

No se modifican automáticamente pero si desea hacerlo.

¿Puedo nombrar beneficiarios expresamente?

Sí, el capital garantizado se abona al que elija sin que tengan que ser los herederos legales. Pueden ser cuentas de hipoteca, préstamos, etc.

En caso de pago del siniestro, ¿la póliza continúa en vigor?

Una vez abonada la prestación o el capital, la póliza se cancela (salvo en la garantía de enfermedades graves, que continúa en vigor)

¿Tengo que hacerme un reconocimiento médico para contratar?

 En la mayor parte de los casos, sólo es necesario un pequeño cuestionario de salud muy fácil de cumplimentar.

¿Por qué contratar un Seguro de Vida?

La necesidad de un seguro de vida dependerá de sus circunstancias personales y económicas. Las pautas personales ha tener en cuenta son: ¿tiene cónyuge, hijos pequeños y usted es el responsable de su bienestar?, ¿Sus padres son mayores o tienen algún discapacitado en la familia?, ¿Necesita capital para montar algo independiente o para uso particular y el seguro puede ayudarlo?, ¿Su jubilación o pensión es muy baja para mantener el nivel de vida de los suyos si usted no estuviera?. Si ha contestado que si a una o varias de estas preguntas puede pensar en contratar un seguro de vida, para su tranquilidad y la de los suyos. Los seguros de vida también suelen usarse, para pagar los impuestos sucesorios y los gastos funerarios. También pensando en el futuro educativo de sus hijos, se puede usar para pagar estudios académicos.

¿Quién cobrará el Seguro de Vida?

El asegurado es quién designará al beneficiario y podrá modificar esta decisión con posterioridad cuantas veces quiera.

En caso de fallecimiento ¿Quién cobrará el seguro de vida?

El asegurado nombra un beneficiario. Este debe estar informado de la existencia de la póliza, si se realiza algún cambio y el lugar donde se guarda. Recuerde que la póliza será pagada si el beneficiario hace la reclamación para su cobro después del fallecimiento del asegurado.

Conviene nombrar un beneficiario adicional, para estar a resguardo en caso que el beneficiario escogido primeramente fallezca. Para realizar el reclamo de la póliza no se necesita letrado alguno, el beneficiario debe contactar con el seguro, con la póliza en mano. Generalmente, tendrá como plazo máximo 7 días para informar del siniestro y realizar los trámites de reclamación. En el caso de no figurar un beneficiario, los beneficiarios serán sus herederos legales, es decir su cónyuge, sus hijos por partes iguales, sus padres, etc. en orden de descendencia. Los beneficiarios pueden cambiarse todas la veces que se quiera.

¿Cómo contratar el seguro de vida?

Puede realizar el contrato a través de un intermediario o corredor de seguros, con la intervención de una compañía de seguros o una entidad bancaría.