Madrid 360, que contempla:

Mantiene intacto el perímetro de Madrid Central, donde podrán acceder los coches con pegatina C si tienen dos o más ocupantes.

Ningún vehículo sin etiqueta podrá circular en 2025

Los comerciantes del distrito centro, más de 9000, “serán tratados como residentes” y el funcionamiento de permisos será similar al de “las antiguas APR”.

Rebajas en parkings y más plazas para motos.

Los vehículos eléctricos podrán aparcar un determinado tiempo gratis. Habrá una reducción de un 50% en vehículos ‘eco’ y de un 10% en los de etiqueta ‘C’.

No existirá ninguna caldera de carbón en la ciudad de Madrid.

Ayudas a la renovación de la flota

Ayudas para comprar vehículos limpios, otorgando 200 millones de euros a partir de 2020 para la población en general, 10 millones anuales para la carga y descarga, y 5 millones anuales para los taxis, la misma cantidad que se dará en ayudas a los autobuses discrecionales.

Líneas gratuitas de autobús para moverse por el Centro

Renovación flota de autobuses

Modificaciones estacionamiento regulado

El Servicio de Estacionamiento Regulado (SER)

Extender el parquímetro a nuevos distritos fuera de la M-30, para reducir el efecto frontera y planteándose la posibilidad de fomentar una mayor rotación donde sea necesario.

Ampliación del SER a otros distritos para acabar con un ” efecto frontera que perjudica” a los vecinos.

Se mantienen las 10.000 plazas de aparcamientos disuasorios

Peatonalización de “toda” la Carrera de San Jerónimo

Soterramiento A-5 y carriles bus

En “Madrid 360”, Madrid Central mantiene su perímetro aunque perderá su nombre porque se pasa a un horizonte de una organización de cinco anillos: Sol, distrito Centro, interior de la M-30, espacio entre la M-30 y la M-40 y el resto de la capital.