Un portavoz de Uber aseguró que los últimos despidos eran una nueva apuesta para encontrar la eficacia en esta compañía que ya tiene 10 años y para mantener su agilidad en un terreno competitivo.

“Nuestra esperanza al hacer estos cambios es reiniciar y mejorar nuestros métodos de trabajo diarios, priorizando despiadadamente y afrontando siempre nuestra responsabilidad respecto a un elevado estándar de rendimiento y agilidad”, aseguró el portavoz.

“Aunque sea claramente doloroso en este momento, especialmente para aquellos a los que les afecta directamente, creemos que esto dará lugar a una organización técnica más fuerte y que más adelante continuará contratando a los mejores talentos de todo el mundo”.